Tras regaño de sus padres, comenzó a cavar y ahora tiene una cueva hasta con wifi

Tras regaño de sus padres, comenzó a cavar y ahora tiene una cueva hasta con wifi


Por Staff Lo de Hoy el 13/05/2021 - 12:14

Es normal que los adolescentes se peleen con sus padres, pero el enojo de este chico no terminó en encerrarse en su habitación sino en una cueva.

La historia comienza con un joven valenciano llamado Andrés Cantó, que comenzó un 9 de marzo del 2015 teniendo tan solo 14 años empezó a cavar un agujero de medio metro. Cantó ha explicado que vivir en un pequeño pueblo lo dejaba sin mucho que hacer y como buen “puberto” no sabía majar sus emociones.

Lee también: VIDEO. Supuesta “Mujer zombie” es captada en Seattle y conmociona a internautas
 

Lo que empezó con un regaño y que se pensaba terminaría abandonando el proyecto de su propio cueva, continuo agrandando el agujero ahora Andrés tiene 20 años y es un estudiante de actuación, que ha robado las miradas de todos al tener una cueva toda equipada.

En abril del 2021 decidió enseñarle a sus seguidores el avance de su proyecto de adolescencia, después de 6 años de aquel berrinche que lo llevo a cavar su propia “casa” a través de un “hilo” en Twitter mostró varios aspectos y anécdotas sobre avance.

En 2019 Cantó término el acceso de un total de 10 escalones y la construcción de la primera habitación, empedrar y adobar paredes ha sido lo más divertido según el joven. Este proyecto resulta ser un distractor perfecto pues ha mencionado que:

“Siempre que tengo una hora libre me voy a cavar. Ya tengo 10 metros cuadrados que significa que he sacado muchísima tierra. Das un picazo en la pared y te salen tres cubos de tierra”.

Incluso ha sido visitado por la autoridad para verificar lo segura que su construcción subterránea, pues tan solo en la primera sala es de tres metros  quedando sobre el aun 90 cm de tierra, a lo cual el joven ha declarado que le daba un poco de miedo quedar sepultado por algún derrumbe.

“Al principio dio más miedo, pero lo ha ido peritando gente que sabe y nos han dicho que vamos bien. No se puede caer de ninguna forma. Además, lo estoy reforzando con pilares”, comenta Cantó.

El ambicioso proyecto de un joven y su amigo ha logrado hasta el momento una cueva con; tres habitaciones, un horno, luz y hasta wifi.

 

 

 

 

 

 

*CM